O pensamento educativo de Vergílio Ferreira

  1. Manuel Abelho Cunha
Dirixida por:
  1. José María Hernández Díaz Director

Universidade de defensa: Universidad de Salamanca

Ano de defensa: 2006

Tribunal:
  1. Ángel Marcos de Dios Presidente/a
  2. Juan Carlos Hernández Beltrán Secretario
  3. João José Tavares Curado Ruivo Vogal
  4. Clementina García Crespo Vogal
  5. Manuel Joaquim Da Silva Loureiro Vogal
Departamento:
  1. TEORÍA E HISTORIA DE LA EDUCACIÓN

Tipo: Tese

Teseo: 289054 DIALNET

Resumo

OJETIVO: Comprender el pensamiento educativo de Vergílio Ferreira basado en su concepción de hombre y de vida humana. Percibir como la diversidad temática converge en un único vértice: el hombre. ESTRUCTURA DEL TRABAJO - 3 GRANDES TEMAS: 1) El hombre y sus circunstancias - contexto político, sociocultural y educativo en la formación de Vergílio Ferreira; 2) Líneas-clave del pensamiento vergiliano basado en la formación del hombre y en la construcción del ser; 3) El pensamiento educativo de Vergílio Ferreira. Vergílo Ferreira vivió entre 1926-1996. Su vivencia coincidió con la I Replúbica, con la I y con la II Guerras Mundiales, La Dictatura, con el Estado Nuevo y con la Democracia de 1974. Se licenció en Filología Clásica, en el año de 1940, en Coimbra. Aderió, en una primera fase, al movimiento literario neorrealista, después remó por el existencialismo, que cuestiona la condición humana. Ser hombre, en su perspectiva, significa crear perpetuamente en una busca sin fin, búsqueda que siempre es un camino, aspirando por el máximo de la realización humana. El hombre es el centro de su preocupación, punto de convergencia y irradiación de los estímulos del mundo. DIOS no le habla. Dios es el propio hombre y sagrada es su condición. Rechaza todos los "ISMOS" y doctrinas que anulen la autonomía y la responsabilidad humana. LA VIDA, EL HOMBRE Y EL ARTE son valores fundamentales, no negociables, intransigentes, valores afirmativos, en los cuales el arte desempeña el valor de la esencialidad de la vida, porque la invocación del arte es la invocación a la vida. Cada persona es única en la relación vivencial que establece con el mundo. Es portadora de un "imperativo categórico", "don", "talento", "vocación", "gusto", "interés", "volcán", "impulso", que desean manifestarse. Por eso, impedir que la posibilidad de que cada alumno se posiblite significa no solamente que el hombre no se realize en verdad, como impide la vida de se cumplir. Es una traición al hombre y la vida. Asimismo, rechaza las metodologías Behavioristas, Transmisivas. Enseñanza vertical, asimilativo, linear, cumulativo, uniformizado, convergente, medido y regulado a través del examen, que evalua su eficacia. Defiende las metodologías Interaccionistas/Construtivistas, que aplicaba en sus clases. Se propone incendiar la llama, motivando a los alumnos a la participación activa, seduciéndolos para la comunión de intereses, de descubierta de sus capacidades. Sublima el modelo Humanista/Personalista. Porque sólo se aprende cuando el corazón se sobresalta, lo que se identifica con nosotros, cuando la sangre lo reconoce. Es el mundo de la expresión del arte, de la verdad de la vida, de la creación. Los educadores deben solamente proporcionar los medios para que cada niño se realice en plenitud. La educación y el futuro le preocupan. La emergencia del Paradigma Industrial - Tecnológico está creando rupturas en las bases de nuestra cultura y de nuestra memoria. Se adivina un hombre sin dimensión interior, donde el Homo Tecnicus prevalece sobre el Homo Humanus. Su libro Manhã Submersa representa una forma de protesto contra todos los regimenes cerrados, castradores de la liberdad individual. También señala el presagio de un normativo que se instala en la época neoliberal, posmoderna, donde la razón crítica cede a la razón normativa del paradigma único.