Método y justificación en la teoría de la justicia de Rawls

  1. Emilio José Rojas Molina
Supervised by:
  1. Miguel Ángel Rodilla González Director
  2. Enrique Bonete Perales Tutor

Defence university: Universidad de Salamanca

Fecha de defensa: 19 September 2018

Committee:
  1. Francisco Javier Ansuátegui Roig Chair
  2. Juan Manuel Pérez Bermejo Secretary
  3. Jesús Ignacio Martínez García Committee member

Type: Thesis

Teseo: 573920 DIALNET

Abstract

Este trabajo examina el método de justificación conforme al cual Rawls procede en la defensa de los principios de justicia que él propone para la estructura básica de la sociedad. Para ello toma como referencia las numerosas cuestiones que este método ha planteado, por ejemplo, a propósito del tipo de argumento que puede ofrecer, la relación entre la posición original y el equilibrio reflexivo, la concepción de la justificación que expresa, etcétera, tratando de poner de manifiesto que a menudo tras muchas de las controversias que a propósito de tales asuntos se han generado únicamente subyace la dificultad para comprender adecuadamente cómo se articula el procedimiento que Rawls emplea para justificar su concepción de la justicia, qué elementos forman parte del razonamiento que aquel expone y son relevantes para su elucidación, la clase de problema para resolver el cual la justificación es un procedimiento, o la propia naturaleza, propósitos y presupuestos de la concepción de la justicia que se pretende justificar de ese modo. En esa tarea el trabajo hace especial hincapié en las consecuencias que arrastra su visión de la filosofía política como dirigida al conjunto de los ciudadanos, así como en el modo en el que la relevancia cada vez mayor por él atribuida al pluralismo de las sociedades democráticas afecta tanto a la manera en la que una visión política ha de poder ser justificada en ese contexto, y, en particular, a las ideas y cuestiones que operan como condición de la justificación, como a la clase de validez que una visión como esa pretende reclamar para sí. El examen del procedimiento de justificación asumido por Rawls tiene en cuenta varios aspectos. En primer lugar, como es obvio, las propias estructuras metodológicas de la teoría de la justicia formulada por él, prestando especial atención a todo lo relacionado con las concepciones abstractas y las convicciones consideradas en torno a las cuales Rawls entiende que ha de formularse y justificarse una concepción de la justicia, a la articulación de elementos contractualistas y coherentistas dentro del método de justificación, o lo que implica la conjetura de que la concepción de la justicia puede ser el foco de un consenso por solapamiento sin el cual no cabe que esa concepción política pueda ser afirmada en un equilibrio reflexivo general. En segundo lugar, se analizan con atención los aspectos prácticos que la justicia como equidad expresa, esto es, tanto el papel práctico que Rawls atribuye a la filosofía política en una sociedad democrática como los propios propósitos prácticos de una concepción política de la justicia como la que él defiende como adecuada para una democracia constitucional. La investigación subraya cómo todo esto afecta a la configuración misma de la justicia como equidad, o de cualquier otra doctrina democrática similarmente concebida, así como a las propias pretensiones de la concepción de la justicia que trata de proporcionar. Finalmente, a esos mismos efectos también considera el modo en el que los aspectos metodológicos y los prácticos han de ser puestos en relación desde el momento en que son los mismos propósitos prácticos que Rawls asigna a una concepción de la justicia, junto con lo que el hecho del pluralismo supone y la idea, que Rawls asume, de que la justificación en cuestiones de justicia política debe partir de algún consenso, los que determinan el tipo de premisas capaces de proporcionar una base compartida para esa concepción a la luz del papel público que esta pretende cumplir. La conclusión más importante de este estudio es que el procedimiento empleado por Rawls para elucidar la pretensión de validez de la concepción sustantiva de la justicia que él defiende representa una metodología completamente aceptable en lo que a la justificación de una concepción de la justicia para una sociedad democrática caracterizada por el hecho del pluralismo se refiere. Esa metodología se apoya en un enfoque plenamente apropiado de la cuestión de la justificación moral y proporciona un modo de entender el problema de la justificación de una concepción específicamente política de la justicia que, pese a su complejidad, es el único compatible no solo con la visión más realista de las sociedades democráticas, sino también con la interpretación más acorde a lo que la noción de razón práctica supone de las circunstancias que se requieren para que la idea de justificación pública asociada a una concepción política resulte aplicable.