El concepto de vulnerabilidad humanaaportaciones al debate contemporáneo

  1. Alfonso de Luis Ledesma
Supervised by:
  1. Jesús Manuel Conderana Cerrillo Director

Defence university: Universidad Pontificia de Salamanca

Fecha de defensa: 27 September 2022

Committee:
  1. Enrique Bonete Perales Chair
  2. María José Mariño Secretary
  3. María Luisa Pro Velasco Committee member
  4. Asier Arias Domínguez Committee member
  5. Lydia Feito Grande Committee member

Type: Thesis

Abstract

Desde que Elizabeth Anscombe (1958) propuso abandonar la filosofía moral e insistió en renunciar a los conceptos de obligación y deber, la necesidad de rehabilitar la razón práctica ha sido un reto que ha tenido que afrontar la filosofía. Los conceptos morales que el pensamiento moderno legó con el consecuencialismo y el utilitarismo habían convertido la manera de hacer ética en una guía de la razón instrumental. Actualmente asistimos a un resurgimiento de la reflexión ético-moral y con este trabajo se pretende contribuir a esta tendencia al tiempo clásica y contemporánea. Las convulsiones y cambios generados en el siglo XXI, manifestados en las catástrofes naturales y sociales, han volcado nuestra atención hacia lo ético. La amenaza del COVID-19, el riesgo de una guerra nuclear o el hambre y la pobreza, generan incertidumbre, miedo, injusticia, sufrimiento y muerte en el ser humano. Estos detonantes para la reflexión moral no son nuevos, aunque todas las épocas tienen los suyos propios, como anteriormente el sepultamiento de Pompeya, la plaga de Atenas, el terremoto de Lisboa o la Segunda Gran Guerra. Pensadores como Schopenhauer (1819) consideraron que las grandes catástrofes tan solo mostraban el lado angustioso de la existencia, pero revelaban, a su vez, la insignificancia de la vida humana. Pascal (1670), siglos antes, recogió la tesis contraria: la grandeza en nuestra miseria. Todas estas circunstancias revelan una realidad básica: la condición de vulnerabilidad. Ante ella surgen dos preguntas: ¿Cómo se debe actuar con uno mismo? Y, más importante aún, ¿cómo se debe actuar con el otro? Preguntas que podrían sintetizarse en: ¿Cómo se debe vivir? Las respuestas no están cerradas, existe un debate extenso político, bioético y filosófico que, en muchas ocasiones, sigue arrastrando las problemáticas del pensamiento moderno apuntadas por Anscombe. Obligación, derecho, imperativo, norma, deber, ley, responsabilidad, justicia, bienestar, son los conceptos nucleares que siguen presentes en la reflexión de los actores morales, relegando u olvidando otras categorías igualmente importantes para la comprensión de la acción humana: generosidad, altruismo, compasión, amistad, felicidad, benevolencia, misericordia, bien, ethos.