Amistad con marginados morales y ética contraculturalsemejanzas estructurales entre la ética de Jesús y las de las primeras generaciones de filósofos cínicos, epicúreos y estoicos : estudio desde la sociología del conocimiento

  1. Esther Miquel Pericás
Supervised by:
  1. Santiago Guijarro Oporto Director
  2. Leonardo Rodríguez Duplá Director

Defence university: Universidad Pontificia de Salamanca

Fecha de defensa: 11 March 2005

Committee:
  1. Pablo García Castillo Chair
  2. Gerardo Pastor Ramos Secretary
  3. Enrique Bonete Perales Committee member
  4. Pablo de la Cruz Díaz Martínez Committee member
  5. José Manuel Sánchez Caro Committee member

Type: Thesis

Teseo: 128375 DIALNET lock_openSUMMA editor

Abstract

Tesis en Historia de la Ética Antigua que establece una comparación estructural entre algunos movimientos filosóficos contraculturales de la época helenística - las primeras generaciones de cínicos, epicúreos y estoicos - y Jesús de Nazaret. Utiliza el marco conceptual y metodológico de la Sociología del Conocimiento de Berger y Luckmann para establecer y analizar el significado sociocultural de un tipo de praxis que caracterizó a unos y otro, a saber, el trato positivo y cercano con gentes de mala reputación. Se desarrolla un modelo teórico que relaciona las nociones de "moral común", "personaje o movimiento contracultural" y "marginado moral". La idea central subyacente al mismo es que una visión contracultural del mundo traza las líneas conceptuales y morales entre lo valioso y lo no valioso de forma distinta a como lo hace la visión del mundo vigente, permitiendo que personas clasificadas por esta última como marginados morales puedan dejar de serlo para la primera. La aplicación del modelo a los casos estudiados conlleva la reconstrucción de las morales comunes de la polis griega y de la comunidad étnico-religiosa judía, la determinación de los estereotipos de marginado moral vigentes en cada una de ellas y el análisis de las relaciones mantenidas por Jesús, cínicos, epicúreos y estoicos con los marginados morales de sus respectivos entornos sociales. Finalmente se establece que esta forma de comportamiento es una manifestación coherente de posiciones éticas que se oponen a valores centrales de las morales comunes en cada caso vigentes.